La Tutela

La Tutela es una institución que establece el régimen de representación cuyo objeto es fundamentalmente la protección de los menores no emancipados  y los entredichos, cuando se produce la ausencia o falta de la persona que ejerce la patria potestad o la declaratoria de interdicción.

La Tutela es una institución que establece el régimen de representación cuyo objeto es fundamentalmente la protección de los menores no emancipados  y los entredichos, cuando se produce la ausencia o falta de la persona que ejerce la patria potestad o la declaratoria de interdicción.

En nuestro derecho, la organización de la tutela ha sido establecida como de orden público, por lo cual su contenido y alcance no puede ser alterado ni relajado por convenios entre particulares, es decir, que las disposiciones legales relativas a la tutela no pueden ser satisfechas por convenios o estipulaciones entre las personas.

En resumen se trata de una protección conferida por la ley a personas que no se encuentran sujetas a Patria Potestad o que se encuentran bajo interdicción, para proporcionarles una protección tanto de su integridad personal como de sus bienes.

Objeto de la Tutela:

La Tutela está destinada a proteger por un lado los intereses individuales del menor o el entredicho, así como los intereses individuales de terceros y también los intereses colectivos. Se trata pues del ejercicio de un conjunto de cargos que al igual que en la patria potestad,  son oficios, es decir, su titular realiza una actividad en interés de otro, en razón de un deber y en uso de un poder que constituye un medio para cumplir el deber, en consecuencia son obligatorios, personales e indisponibles, es decir, deben ser asumidos, no pueden ser transmitidos, transferidos o delegados y al ser indisponibles no pueden ser creados, modificados ni extinguidos por la simple voluntad de los particulares salvo disposición expresa de la ley.

Procedimiento y Competencia:

Respecto a la Tutela de niños, niñas y adolescentes, ya sea ordinaria o del Estado, será competente para conocer de dicho proceso el Juez del Tribunal de Protección de niños, niñas y adolescentes, del domicilio del niño, niña y adolescente de que se trate y se tramitará y sustanciará de acuerdo a lo establecido en el parágrafo segundo, literal b del artículo 177 dela Ley Orgánica de Protección de niños, niñas y adolescentes (LOPNNA); en el artículo  731 y siguientes del Código de Procedimiento Civil  y en el Artículo 301 del Código Civil.

Cuando se trata de la Tutela de un entredicho el procedimiento será el mismo salvo que el tribunal competente será el de Primera Instancia con competencia en asuntos de familia del domicilio del entredicho de que se trate.

  • Régimen de Convivencia Familiar

Se trata de una institución cuyo objeto es la conservación de los nexos existentes entre los niños, niñas y adolescentes y su familia, en razón de lo cual la Ley Orgánica de Protección de niños, niñas y adolescentes (LOPNNA), incluyo en su artículo 385 el derecho de fijación de un Régimen de Convivencia Familiar no solo al padre o madre que no tenga la crianza sino que la extendió a los familiares y a terceras personas siempre y cuando dicho contacto resulte conveniente al niño, niña y adolescente.

En resumen, se trata entonces del derecho que tienen los hijos o hijas de mantener contacto con sus progenitores, familiares y parientes con quienes no viva, comprendiendo no solo cualquier contacto físico, sino telefónicas, epistolares, computarizadas, salidas fuera de la residencia del menor por determinados periodos de tiempo sean cortos o largos inclusive los periodos vacacionales y feriados de diferente naturaleza tales como navidades, año nuevo, carnavales o semana santa.

Fijación del Régimen de Convivencia Familiar:

Debe ser establecido y convenido por acuerdo voluntario entre los padres del niño, niña y adolescente mientras logren acordarlo. En caso de no lograr el convenimiento voluntariamente, el Juez con competencia en Protección de niños, niñas y adolescentes, dispondrá, previo a haber escuchado la opinión de las partes y atendiendo los intereses de los padres y al niño, niña o adolescente, dispondrá el Régimen de Convivencia Familiar, el cual puede ser revisado cuando el bienestar del niño, niña o adolescente lo justifique.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *