Curatela:

La curatela es un régimen de asistencia especial cuya naturaleza jurídica consiste en el nombramiento de un representante a la persona civilmente incapaz o al menor de edad, utilizada para determinados actos, bien sea de administración o representación.

Etimológicamente algunos señalan que proviene del latín curo que significa “cuidar” o “cuidador”.

Se trata de una institución jurídica que tiene por objeto la guarda de la persona y sus bienes, o solamente de los bienes o de la persona, de quien, no estando bajo la patria potestad, es incapaz de gobernarse por sí mismo por ser menor de edad o estar declarado como incapacitado. 

Por su parte la Curatela Ad-Hoc es una figura jurídica que es utilizada en los casos especiales en los que cualquier persona que vaya a contraer matrimonio y tenga hijos menores bajo su potestad, tendrá la obligación y el deber de acudir ante el Juez de Protección de su domicilio para que les nombre un curador ad hoc, es decir, para el caso en concreto o para ese solo acto.

La ley prevé que no podrá celebrarse el matrimonio de quien tenga hijos menores bajo su potestad, sin haber cumplido con este requisito.

Aquellos padres que tengan hijos menores de edad bajo su patria potestad y pretendan contraer matrimonio, tienen la obligación de acudir ante el Juez de la jurisdicción para la Protección de Niños, Niñas y Adolescentes. Los padres en estas condiciones, asistidos por un abogado, deberán promover la designación de un curador “ad-hoc”. Deriva de esta obligación el impedimento para contraer matrimonio y la responsabilidad solidaria del que lo contrajere con aquél, si dejare de cumplirse con esta orden legal. En consecuencia, el Juez al revisar los recaudos presentados por el interesado verificará la filiación entre éste y el niño, niña o adolescente, y así podrá iniciar el Procedimiento de Curatela. En virtud de lo cual y en atención al interés superior que asiste al menor como lo establece el artículo 8 de la referida ley, amerita de la protección integral y efectiva de sus derechos o garantías relativas a sus bienes patrimoniales. Vista la aceptación para ejercer el cargo de curador del menor, el tribunal designa al referido ciudadano. Asimismo, el Juez ordenará al curador elegido depositar ante el Juzgado el inventario formal de los bienes pertenecientes al adolescente en cuyo beneficio se apertura este procedimiento. En caso contrario, deberá consignar la manifestación expresa de que los mismos no poseen bienes que inventariar.

Procedimiento para obtener una curatela para contraer matrimonio:

El Procedimiento se inicia mediante un escrito presentado ante el Órgano Jurisdiccional Tribunal de Protección de Niños~, Niñas y Adolescentes, asistido por un abogado, donde se propone el nombramiento de una persona como curador ad hoc. El juez admite la solicitud, y ordena la notificación de la persona propuesta como curador ad hoc.

Posteriormente, la persona propuesta como curador ad hoc, comparece ante el Tribunal asistido por un abogado, se da por notificado, manifiesta la aceptación al cargo y se juramenta ante el Juez conforme a la Ley. Seguidamente, el juez dicta un fallo o sentencia designando como Curador Ad Hoc a la persona propuesta por el solicitante. Por último, retiran las actuaciones.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *